Skip to Content

Presentación

Antecedentes:

El aikido llegó a Alcalá de Henares en 1983 de la mano de Antonio Mirón Hernández que comenzó a impartir clases en el desaparecido "Gimnasio Complutense", que estaba situado en la calle Manuel Merino de esta localidad y que funcionaba como club de judo, el más antiguo, pionero del judo en Alcalá.
Este grupo, dirigido por Antonio Mirón estuvo vinculado al maestro Yasunari Kitaura hasta 1996 año en que se comenzaron a tomar trayectorias diferentes.
Como consecuencia lógica de la evolución del aikido en todos estos años, en la actualidad se imparten clases de aikido en cuatro gimnasios de Alcalá de Henares.
Nuestro grupo, al frente del cual se encuentra Narciso Domínguez, practica en el gimnasio "Sport Sanabria". Este centro, cuya actividad principal es el tae-kwon-do, está dirigido por José Sanabria, subcampeón olímpico, campeón de Europa, seleccionador del equipo nacional y maestro nacional 6º dan de esta disciplina. Un lugar donde se respira el ambiente de un dojo ideal para la práctica del aikido.
Tenemos la suerte de poder practicar también por las mañanas, por lo que aquellas personas que tienen trabajo a turnos o no dispone de las tardes libres no encuentran ningún obstáculo para asistir a clase con regularidad.
 

AikidoAlcalá.org

Hace tiempo que pensábamos que Alcalá de Henares debería tener su propia página de aikido, por eso nos decidimos a poner en marcha este proyecto que pretende, en la mediada que nos sea posible, aportar nuestro granito de arena para enriquecer la información y la comunicación sobre nuestro arte marcial, proyecto que iniciamos con la ilusión de ver realizada lo que en su día fue sólo una idea.
 

Agradecimientos:

Quiero aprovechar la oportunidad que se me brinda, para dar las gracias a Antonio Mirón (mi primer profesor) por ayudarme a dar mis primeros pasos en este largo caminar. Gracias también a Carlos Berrocal con quién tuve el privilegio de poder practicar (desgraciadamente por poco tiempo) y que fue de gran ayuda en unos momentos de gran confusión para mí, gracias a mis alumnos por depositar su confianza en mí, y gracias a Pedro Serna y a todas aquellas personas que como él me ayudan a mantener la ilusión y las ganas de seguir practicando
Narciso Domínguez Duarte